Tercer día de Quinario en Honor a Nuestro Padre Jesús en el misterio de su Gloriosa Resurrección

Escrito el Feb 16, 2018 en Cultos y Formación | 0 comentarios

En el día de ayer, celebrábamos el tercer día de Quinario en honor a Nuestro Padre Jesús Resucitado, en una eucaristía con gran asistencia y celebrada por D. Alberto Jaime, párroco de San Francisco de Asís, de nuevo.

La homilía de este tercer día de Quinario se centró en alzar la figura de Cristo como el Salvador, el que nos dice que esperemos pacientes la llegada de la Semana Santa y que nos invita a seguir su camino, a coger nuestra cruz y avanzar.

D. Alberto hablaba de paciencia, de convertirnos en auténticos cristianos, de comprender que lo que nos hace ser nosotros mismos son las penas y alegrías que tenemos en la vida, y que debemos aprender de ello.

Además, volvimos a realizar el ejercicio del quinario en honor a Nuestro Sagrado Titular y después, concluía la celebración con un devoto besapiés.

LA CONVERSIÓN

Padre bueno, nos ponemos en tus manos al inicio de esta Cuaresma para que hagas de nosotros lo que Tú quieras, porque sabes lo que más nos conviene y necesitamos, sea lo que sea. Te damos gracias por este tiempo cargado de oportunidades, de posibilidades de liberación, de misericordia y de perdón.
Padre nuestro…

Padre compasivo, te confiamos nuestro corazón y nuestras manos y nos comprometemos: a ayunar en nuestros excesos que nos hacen tan insolidarios; a orar para poder mirar la vida y las cosas más allá de nosotros mismos; a hacer limosna para poder gritar que nada es nuestro y que lo nuestro sea de todos, para poder convivir en fraternidad.
Padre nuestro…

Señor, nos ponemos en tus manos, sin medida, con infinita confianza: llévanos al desierto, acompaña nuestro discernimiento, cólmanos de esperanza, muéstranos tu misericordia y acógenos sin reservas, porque Tú eres nuestro Padre.
Padre nuestro…

TE ADORAMOS, OH CRISTO, Y TE BENDECIMOS, PORQUE POR TU SANTA CRUZ REDIMISTE AL MUNDO Y A MÍ PECADOR. AMÉN.
GLORIA AL PADRE Y AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO. COMO ERA EN EL PRINCIPIO, AHORA Y SIEMPRE, POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMEN.

 

 

Compartir en:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Meneame
  • RSS
  • Tuenti

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *